Vuelve el museo del helado

Hola Willy Wonka, hay alguien que te está pisando los talones y se llama Maryellis Bunn. Ella no tiene una fábrica de chocolates sino un museo… del helado. Todo empezó con un sueño de la niñez en el que se veía a sí misma nadando en un piscina llena de chispas de colores. Y con la ayuda de su novio, lo llevó a la realidad. El año pasado abrió las puertas del Ice Cream Museum en Nueva York, un pop-up en el Meatpacking District con instalaciones alusivas y puestos. Fue todo un éxito: las 30 mil entradas (solo disponibles online) se agotaron en cinco días y ¡200 mil personas se anotaron en la lista de espera! Del 29 de julio al 30 de agosto, se convirtió en el patio de recreo de grandes y chicos. Instagram, por supuesto, estalló con la propuesta.

Este año, la creadora redobla la apuesta y el Ice Cream Museum estrena locación: Los Ángeles. El predio elegido, en el distrito artístico de la ciudad, es cuatro veces más grande que el anterior e incluirá 10 instalaciones para experimentar el helado más allá de su sabor. A partir del 22 de abril, los visitantes podrán interactuar en salas temáticas, entre las que se encuentran una selva de palitos helados derretidos, una dedicada al banana split, otra a la menta y la ya emblemática piscina de chispas de colores, entre otras. Además, bajo la curaduría del Ice Cream Museum, se presenta una selección de heladerías de Los Ángeles y habrá un sabor destacado por semana, también degustaciones y premios.

Pero eso no es todo. Aunque aún no se anunciaron las fechas, el Ice Cream Museum volverá abrir su mundo de fantasía este año en otras latitudes.

 


Dónde: 2018 E 7th Pl, Los Angeles, CA 90021.
Cuándo: del 22 de abril al 29 de mayo. Abierto de miércoles a lunes de 11 a 22 h.
Entradas: USD 29 por persona, USD 18 para niños menores de 12 años y mayores de 60. Disponibles online a partir del 3 de abril; y a partir del 30 de marzo en preventa exclusiva para clientes de American Express.